Plataforma PLACA: un poema entre México y España
Proyecto puente entre la literatura chilango-andaluza y más allá
El actor Juan Valenzuela. Foto: Eduardo Carrillo
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Bajo las sábanas
el semen de un ángel
pesa más que su cuerpo.
Federico Corral

Nos hemos cuestionado el sentido. Desde la palabra siempre se ha manifestado la diversidad y desde nuestras voces construimos una jornada para dialogar sobre el género desde la cultura. En junio pasado el restaurante La Mata Tinta y la librería Lopa nos abrieron sus puertas para ser parte de lo que este grupo de hombres intentamos hacer, cuestionamientos desde la creatividad hacia los géneros.

Lo que pensamos con un pequeño encuentro termino por ser el inicio de un proyecto entre hombres. Una jornada que intenta pensar lo masculino desde la diversidad sexual no es un lugar desconocido, como tampoco es una innovación en medio de la multiplicidad de intentonas que existen alrededor de una reflexión que consiga integrar a los hombres (todxs) en una búsqueda honesta por la igualdad con las mujeres.

Poesía y género en diálogo. Foto: Eduardo Carrillo

En principio, porque lo que parece difícil es la renuncia a los privilegios que supone ser leído como hombre en un mundo que nos beneficia en el simple ejercicio de la voz, ejemplo claro es que en menos de una semana se gestó un proyecto que puso en el centro la diversidad de hombres que coexisten en nuestra ciudad. Sin embargo, partir desde dicho ejercicio para clarificar que las dudas persisten, que los intentos no se terminan y que las ganas de trabajar por la igualdad no se acaban, abre una multiplicidad de oportunidades más, fuera de si las merecemos o no.

 

La observación en vivo. Foto: Eduardo Carrillo

Como evidencia de ello fue la participación de actores, escritores, artistas y otros, quienes se vincularon con nosotros y dieron paso firme a compartir su trabajo creativo y sus procesos de género abiertamente. Así lo hicieron los actores Marco Treviño, Carlos Oropeza, Abraham Jurado, Teofilo Guerrero, en nuestra charla de sobre cine y genero, en la que cuestionamos películas como Doña Herlinda y su hijo (1985) y El baile de los 41 (2020). De igual manera sucedió con la poesía y la radio en que la poeta Citlalli Ixchel y el poeta Luis Aguilar en compañía del gestor Roberto Hernández, quienes entablaron un diálogo para conocer los procesos de la palabra en el desarrollo creativo.

Encuentros diversos. Foto: Eduardo Carrillo

Como acto especial fue la presentación del libro Ese gran reflector encendido de pronto (2019, Instituto Sinaloense de la Cultura) en el que su compilador, el escritor Luis Aguilar, compartió los procesos de dicho trabajo en el que se manifiesta la reunión de poesía de la diversidad existente en México desde 1919 a 2019, esto bajo la compañía de las palabras de Jonathan Berumen, Omar Gutiérrez y Miguel Asa. Además de esto, nos involucramos con el teatro al presenciar el monólogo Una mujer sola de Darío Fo, bajo la actuación de Juan Valenzuela, mismo que funcionó como cierre de este pequeño intento de jornada.

Público. Foto: Eduardo Carrillo

Versa–di-verso surgió de la intención de comprender nuevas formas de construir identidades que partan de cuerpos socialmente masculinizados, poniendo siempre en duda si lo masculino es la meta que debemos perseguir (aunque sea nueva masculinidad); dando apertura a la sexualidad y sus ejercicios como herramienta de transformación de caminos y dispositivos de movilidad que quizá nos lleven a otra parte, que no sea masculinidad, pero que tampoco debe devenir en feminidad, porque lo binario ya nos ha hecho bastante daño.

La reunión. Foto: Eduardo Carrillo

La jornada trajo consigo el encuentro intergeneracional que discutió sobre la relevancia de seguir llamándonos hombres, sobre el pasado del movimiento gay y sus nuevos avatares y puso en el centro la diversidad desde una mirada que, aunque masculina no responde a lo hegemónico (aunque lo intente) y puso sobre la mesa la opción de ser otra cosa, de aceptar el vivir fuera de la norma con el sueño de romperla desde las propias corporalidades.

Una mujer sola en proceso. Foto: Eduardo Carrillo

La poesía como puerta dejo entrar al género y la cultura que venían en bicicleta para repensar la vida en la ciudad y las violencias que nos cruzan e imaginar nuevas formas de construir andamiajes entre lo que ser hombre significa y los intentos que existen para ser otras personas, otres humanes o no humanes.

El teatro como parte del género. Foto: Eduardo Carrillo

¿Qué somos hombres? No hay respuesta afortunada para esto. Confiamos que un intento más es posible, desconfiamos del punitivismo y esto no se termina hasta que se cierre el telón y la obra apenas comienza.

Cierre en La Mata Tinta. Foto: Eduardo Carrillo
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email