Tour Street Art GDL: los colores de caminata
Cuando el arte toma las calles también es aprendizaje
Karen Mora con fragmento de Arre-VRS.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en tumblr
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email

La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.
Eduardo Galeano

Las calles también funcionan como bastidores, pues en ellas se muestra el vuelo de los papalotes, la estructura del color, la delicadeza de la caricia y el frenesí del paladar. En ellas se encuentra una infinidad de cosas, ya sea pueblo o ciudad, siempre hay algo que manifestar. Así existe un proyecto cultural que toma las calles para diagnosticar sus movimientos artísticos, para analizar a la urbe como lienzo: Tour Street Art GDL. Quizás podrá sonar algo irreverente, sin embargo, la creatividad de la comunidad artística también ha lanzado zarpazos en otros formatos, y es que, desde las primeras décadas del siglo XX, el muralismo paso a ser parte de las sociedades, ya sea por protesta, por reflexión, por comisión o por expresión, en sus muros, en sus rincones, y con ello, el verso cambia, se es disparate y pasión al mismo tiempo.

Obra de Chávez Hollar, Unkle y Daniel Neufeld. Foto: Miguel Asa

Con la explosión del arte urbano en los últimos años, las calles de Guadalajara, México, no dejaron de ser parte. Por lo anterior la movilidad al paso de cada trayecto ha cambiado, pues la perspectiva plástica se ha incrustado en muchos muros, rincones, letreros y demás soportes, como el color de la mariposa en el viento. Ahí, Karen Mora es quien percibe el discurso plástico que resguarda el polvo de la ciudad. Nacida en Colima, México, su trayectoria contempla el diseño artesanal, profesión que la llevo a su integración como una cazadora de arte urbano (street art hunter), como una curadora y como una guía turística muy peculiar: le encanta el café después del alba y de una caminata sobre las páginas de la ciudad, un poema matutino.

Paste up diverso. Foto: Karen Mora

Tour Street Art GDL es una exploración, es encontrar, en los recovecos de las calles, el silencio matutino, el amor de la tarde, la naturaleza plástica, el trazo paciente, la brocha exagerada, el movimiento de la danza, el ir y venir del aerosol, la locura de los oficios y las voces de una plaga de artistas con gana de invadir cualquier espacio para manifestar, expresar y compartir las posibilidades creativas de la humanidad. Como lo señala Karen, “Tour Street Art GDL es un proyecto de investigación, registro, aprendizaje y difusión del arte en calle, dentro de Guadalajara, con el fin de compartir lo que vemos a diario en nuestro caminar y proporcionar herramientas gráficas y contextos sociales para aprender a leer lo que existe en ella”.

Xiuhcoatl-VRS. Foto: Miguel Asa
Rutas de cafés con arte mural. Realización: Karen Mora

Así pues, tanto propios como extraños han sido parte de este proyecto, que al día de hoy se enmarca como una iniciativa emprendedora que ha posibilitado unir tanto a espectadores y artistas al mismo tiempo, un abrir los ojos de otra manera ante la ciudad. Así pues, contemplar el arte urbano que sucede en cada espacio tiene su método, quizás, uno propio, extremo, sencillo o simplemente, introspectivo, para saber que existen animaciones de otros artilugios en una variedad de discursos, el monocromo, el colorido, el seleccionado, la paleta particular, y sin más, el estilo, la apropiación, la danza corporal de cada creativo.

Análisis de mural. Foto: Karen Mora

“El proyecto de registro comienza hace más de 10 años, y posterior a ello, como resultado del mismo, generé el #TourStreetArtGDL, que comprende una serie de diseños de ‘rutas’ de arte urbano que comprenden diferentes estilos, técnicas y temáticas. Nace de la necesidad de (re)conocer la ciudad a través de lo que vemos en la calle, al ser ésta un espacio público, la inquietud de compartir su esencia, el origen de algo que forma parte de la ciudad y que nos negamos a ver porque simplemente no lo comprendemos”, cerciora Karen.

Así fue la generación de sus Rutas de Barrios GDL, que comprenden cinco trayectos por lugares colindantes del Centro de Guadalajara, Mexicaltzingo, San Francisco, Expiatorio, Capilla de Jesús y Santa Tere, sitios en los que pasea, conversa y disfruta del arte urbano que ahí acontece. Este producto cultural contó con el apoyo del programa Horizontes, en 2020, que otorga la Secretaria de Cultura del Estado de Jalisco.

Obra de Trepo Parker y Amir Lucky. Foto: Miguel Asa

Y es que cada día nace algo nuevo en las paredes de la ciudad, un personaje a colores, un paisaje en degradados, una flor que nació de una ilustración, un horizonte de un diálogo, y el equilibrio de las creatividades surge al compás de la lectura, del paseo, del clima, y es que no es lo mismo contemplar la diversidad de piezas por la mañana que por la noche, cada voz se transfigura en una emoción, un pensamiento o un sentimiento. Se escribe poesía con brochas y aerosoles. Una poética particular en la que alguien como Karen comparte, bajo su experiencia, su conocimiento y su pasión por este arte tan soberbio, tan efímero y tan humano a la vez.

Espectadores del TSA GDL. Foto: Karen Mora

“El proceso es diario. Es salir a caminar con toda la disposición de dejarse sorprender por lo que hay en las calles, partir del arte urbano y del graffiti, y poco a poco, definir contextos, investigar conceptos y buscar quién está detrás de cada detalle, porque al final, la calle la hacemos todos”, prosigue Karen.

Obra de Chávez HoIlar y Unkle. Foto: Miguel Asa

Y esto no es sólo un proyecto que ha quedado en la Perla Tapatía, sino que se ha replicado en varios estados de México, así como en el extranjero, precisamente en Valencia, España. Parte de ello es exhibir el arte urbano y dar a conocer “la apropiación del espacio público como parte de nuestra vida, nuestra sociedad y nuestra actualidad. Si bien la calle es un espacio en el que todos estamos y convivimos, lo que en ella se manifiesta es un reflejo de lo que vivimos”, define la diseñadora colimense.

Mapa de ruta en Valencia, España. Foto: Karen Mora

Tour Street Art GDL es una iniciativa que promueve la vida dentro de las calles, el compartir la palabrería de cada uno de nosotros desde nuestras propias burbujas con todo, con todos y desde todo. Existen figuras que sólo nuestra imaginación desfragmenta, deconstruye y descubre en cada paisaje urbano. Cada espectador es una perspectiva más pues “es diverso, los estándares de ‘arte’ en Guadalajara son muy definidos, específicamente bastante figurativo, es prioritario que las personas los comprenda para poderlos llamar arte. En la calle es diferente, si bien hay algunas piezas que podemos interpretar fácilmente, la abstracción desde las letras del graffiti hasta los muros experimentales son algo que tiene su propio público. Considero que todos deberíamos estar dispuestos a dejarnos sorprender cada vez que transitemos la calle” sentencia nuestra guía.

Obra de Fin DAC. Foto: Miguel Asa
Visitante y evidencia. Foto: Karen Mora

Escribir palabras, pintar trazos, crear, de una manera, con la brocha, con aerosol, con marcador, con nombre o desde el anonimato, siempre la calle tiene algo que decir. Así, con este lema con el que se muestra Karen, es necesario comprender que las calles también son poemas, que tienen su propia construcción desde la piedra y que cada árbol es testigo de lo que habla nuestra comunidad. La calle es una línea de la creatividad, una, que poco a poco comienza a despertar hacia nuevos horizontes, nuevas determinaciones, en un exploración que cada día muta, y que gracias a personajes como Karen, hacen posible que el conocimiento actual, divergente, social y crítico, se plasme más allá de una pieza, de un muro, de una calcomanía. Es tiempo de observar, con la mirada más grande, el hecho que es la erosión urbana. Ahí está el arte urbano como un sinónimo de un volcán en nacimiento, desde su fuego interior que aguarda, con tiempo y pausa, el emocionante camino de desplazarse hacia arriba, hacia abajo y hacia todos lados, hoy somos la lava, mañana la mutación de la piedra. El arte urbano como la erosión de las calles, evolución de ecos creativos. La calle, nosotros, todos, tenemos algo que decir.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en tumblr
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email