LiberFilia: cerveza, literatura y amigos
Reunión literaria del lúpulo, los libros y los pensamientos
Cortesía LiberFilia

A veces parece que despierto
y me pregunto por lo que viví;
fui claro, fui real, es cierto,
¿pero cómo he llegado hasta aquí?
Fernando Pessoa

Es la calle. Noviembre. Hay un cierre de año, nuevamente. Nos encontramos entre la multitud. Muchas caras. Una escritora está por allá, alguien más en espera de un taxi. El otro grupo tiene comida en tal restaurante. Nos movemos a la preparatoria aquella. Hay una serie de bibliotecarios tercos en sus charlas. Uno que otro dibujante le hace al ilustrador. Los morros por doquier y todo aquello se convierte en una selva de libros, en una caza indescriptible de letras, un fervor necio surge y leen y leen y leen y leen. Yo, suelo llegar en bicicleta. Ellos en avión, auto, transporte público y demás. Nos volvemos a ver, y para ello LiberFilia, un punto de encuentro en el que la literatura, la cerveza y los amigos se posicionan como prioridad.

La malta y un poema son un momento mágico. Pero que la comunidad lectora se de cita para encontrarles, es otra satisfacción. Más allá de las actividades que tiene la gigantesca Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), existen dinámicas literarias en la ciudad y un movimiento que se perfila cada año dentro del sector cultural. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Es necesario nombrar que hay de alternativas a alternativas, unas por su organización y contenidos destacan cuando otras estrechamente generan un público. Y sí, es preciso mencionar que los productos culturales de la ciudad dependen de su calidad y no sólo de la gana de hacer cosas. Hay estructuras.

Patricia Velasco. Foto: Miguel Asa

Para ello, Patricia Velasco, poeta, gestora y comerciante, en 2021 diseñó lo que hoy se ha denominado LiberFilia, un encuentro, según sus palabras, que “se disfruta con una buena cerveza como un momento de escucha en compañía de los cercanos”. Con el objetivo de encontrar un momento de encuentro con aquellos escritores y asistentes que están de visita en Guadalajara por motivo de la FIL, se expande, como en algunos lugares en particular, la acción de la literatura: lecturas, presentaciones de libros, reuniones de amistades, reconocimiento de negocios editoriales, lanzamientos, fiestas, y todo lo que se pueda, pues no todos los días estamos con los colegas, las amistades y las letras de esa manera.

LiberFilia se conceptualizó como un espacio de libertad dentro de Patán Ale House (Morelos 1281), en el que la literatura tuviera extensión desde las voces amigas bajo el trago de una cerveza en compañía de la diversidad generacional que existe en la ciudad. Así, Patricia y aliados, han delimitado un programa que varía de opinión y perspectiva, letras que nos llevan por aquí o por allá, quizás algunas más cercanas que otras, pero al final literatura para todos: presentaciones de editoriales como Salto Mortal, Mantis Editores, Paraíso Perdido, Tilde Editores y Literalia Editores; lecturas de poesía particulares como “¡Viva Aguascalientes!”, “¡Arriba el Norte 2.0!”, “Voces del lúpulo”; y que ser de las rondas especiales que suceden ahí por igual, las Repentinas o los Maridajes poéticos, algo ya usual en el lugar.

Dentro de los asistentes locales y visitantes del programa, se incluye la serie de nombres conocidos y por conocer, entre ellos como Jorge Ortega, Moisés Ortega, Mario Faustro, Arlette Luévano, Patricia Ortiz, Andrea Cruzado, Antonio Chumbile, Andrea Rojas, Elisa Díaz Castelo, Adalber Salas, Jorge Humberto Chávez, Armando Alanís, José Javier Villareal, por mencionar, pues entre todas las visitas darán un toque especial a esta edición y el programa se discute por ser una alternativa jugosa con letras de varias geografías. A su manera, la diversidad también se incluye con una mesa de diálogo. Las novedades de las editoriales marcan presencia. Lo precioso es que las fronteras no existen entre la poesía latinoamericana y así dos momentos. No sé diga de lo que se espera del brunch y del fanzine que anda por ahí en domingo.

Descarga el programa completo aquí.

Cortesía LiberFilia

Así será LiberFilia, una reunión que no nos podemos perder. Es preciso considerar que todas las actividades se llevarán a cabo desde el 24 de noviembre al 3 de diciembre en un horario diverso, pero generalmente, después de las 18:00 horas. Habrá que hacer agenda y compartir movilidad de aquí para allá. Se espera que cada tanda sea un encuentro único y una diversión entre la palabra y el buen beber.

No olvidemos que el lugar anfitrión tiene una serie precisa de cervezas que denotan el carácter de las noches literarias, y no está demás, una buena merienda nos espera con su carta de alimentos que son propios para maridar con la cerveza de nuestro gusto. Así que, en estos días de libros en Guadalajara, existe una pauta en la que podremos ser amigos, beber una cerveza y escuchar con escala a los creativos visitantes. Hay LiberFilia como opción de una noche de estremecimiento sensorial y literario. No sé tú, pero yo, una stout con una tapas y veamos a los de Aguas, que ya los quiero ver. Aplauso Patricia, gracias y salud.