Meeting of Styles Guadalajara 2021: sabor a color
Cuando los muros son encuentro y pluralidad
Ale Poiré, de las mujeres participantes. Foto: Miguel Asa
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Lo verdadero no es un callo
de este aparador,
ni lo falso una grieta
de su espalda de encino.
Eduardo Lizalde

Las manos bailan. Latas, brochas, pinceles y todos los colores surgen a cada trazo. No se escribe un poema, se contemplan diversas voces. Cada quien a su manera lleva su poética. Algunos están en un trazo puntual, simétrico, detonador, pero hay otros, que también, desde la sombra, la humanidad, el amor, la alegría, el sentir, se muestran enormes. Así fue como el Meeting of Styles (MoS), en su versión México, y en su edición Guadalajara, se llevó a cabo en los laterales del Panteón de Mezquitán, ahí, entre las avenidas Maestros y Enrique Díaz de León, a principios del pasado octubre.

Fragmento de Negritoo. Foto: Miguel Asa

Esta reunión de grafitti se ha convertido en un espectáculo particular en todo el globo, en que los discursos de la calle, de la urbe, se ven en distintos formatos, vaya, en diversos estilos. Este evento tiene su origen en Alemania, en los años noventa y se ha realizado en más de 50 ciudades de países de Europa, Asia y América. Para su existencia, ha sido necesaria la unidad de artistas con la colaboración de empresas de distintos niveles. Gracias a todos ellos, año con año la magia de compartir el color, es posible.

De Amir Lucky. Foto: Miguel Asa

Y para muestra, Guadalajara esta vez no fue la excepción, con un cartel enriquecido con una basta diversidad de artistas, los estilos se manifestaron, se permitieron saborear el cotorreo, la camaradería y la pasión por la creación colectiva. Así lo hicieron los visitantes extranjeros, Brus (Italia), Plus (Suiza), Ewok (EU), Kabe One (Colombia), Desk (Costa Rica), Dear (Perú), No Outline (Colombia), Gruterium (Colombia), Subo (Colombia), Negritoo (Brasil), Amir Lucky (Panamá) y TNT (El Salvador).

Adnan Galva, Lorena Montesca y Hany Annh. Foto: Miguel Asa

Y de México estuvieron Ale Poiré, Apolo, Azver, Bicse, Cent, Chicle, Chobe, Defo, Drain, Eker, Eksen, Evergreen, Franc Mun, Goal, Hany Annh, Heros, Hospek, Jijón, Jockas, Juez, Keops, Khosmik, Korba, Lerk, Mack194, Moms, Myster, Osoe, Parek, Piña, Resoe, Rock, Royal, Smash, Sensor, Sost, Swer, Xearte, Zhot, Zime, Deal, Bucle, Tercko, Rimar, Señor, y con algunos acoplados más, el sabor de la pintura se conjugo hacia un fin de semana de creatividad, diálogos y manifestaciones.

Chobe y su hija. Foto: Miguel Asa

Cada perfil, cada trazo, cada ritmo, bajo su propia candela, es un sin fin de posibilidades. Los trucos, los tips, las mañas, las formas, los movimientos, las tramas, las texturas, las letras, las paletas, todo, se vuelve particular. Se descubren las posibilidades. Se manifiestan las dimensiones. Se relacionan los discursos. Se debe asistir con las ganas de conocer, de aprender, de contemplar. El juicio tradicional de que el arte urbano es una acción inútil, debe de quedarse en el pasado. Los tiempos son diferentes y las posibilidades de diversificarnos nos dan las posibilidades de estar presentes en las noción humana de la actualidad. Debemos de considerar, la pasión de cada persona, el interés por crear debe de ampliarse a todo sitio, así en la ciudad como en los poblados.

Jazor en proceso. Foto: Miguel Asa

Así lo menciona Saúl Sosa, acá Jazor, de la VRS, uno de los artistas patrocinadores, “es para proyectar y darle más difusión al grafitti y al arte urbano. No sólo se pinta con aerosoles, también con brochas. Yo creo que hay nivel, muchos, espacios también se están brindando. Más bien ahora, es conseguir patrocinios, apoyar de esa forma a los artistas. Es pesado organizar un evento así, y más cuando, obviamente, inicia sin presupuesto”. Sin embargo, pese a todo, el compromiso por colaborar no dejó de existir, compartir para crear.

Zhot desde León, Guanajuato. Foto: Miguel Asa

Así como Jazor, dentro de la línea de apoyo para esta reunión estuvieron Ecko Unlimited, Solid Spray Paint, Dyed, Skullcandy, Phantom Sticker, 99 Problems, La COOLturatv, Musa Hostal, Cabezas Cuadradas, Pin House MX y YEMA, y gracias a todos, esta reunión fue posible.

Mack194 en proceso. Foto: Miguel Asa

Así lo comentó Zhot, de la RNK, “ha estado muy chido, ya hacia falta un evento así, y la verdad, la barda, yo me la esperaba más chica, y fue muy grande, con muchas personas. Todos los artistas, ahora sí, lo que es el Meeting, un estilo diferente y un chingo de estilos. La gente de Guadalajara bien chida, yo no me esperaba que todos valoraran todo tipo de arte y eso está bien perrón”.

Evergreen y familia. Foto: Miguel Asa

De igual manera, las únicas chicas seleccionadas para este MoS compartieron algunas palabras, por su parte, Ale Poiré que, “la verdad me es un poco de responsabilidad, sobre todo porque casi no hay morras, y como morra, pues sí, sí tienes la responsabilidad, pues justo, de representarnos, de decir que aquí estamos. La verdad, muy chido, porque en realidad, como yo manejo otro estilo, digamos que es casi un mundo nuevo para mí, entonces me parece muy interesante. Nunca había estado en un evento de grafitti, sí es como otro rollo, está chido, está divertido”.

Retrato por Jockas. Foto: Miguel Asa

A su vez, Hany Annh, comentó que estar en este evento representa “una oportunidad grande, como llevo mucho tiempo pintando, es como una puerta abierta para muchas cosas, y obviamente alzar, más que nada, que las morras vean, que somos varias chicas dentro, esto, para que se motiven”.

Fragmento de Rock. Foto: Miguel Asa

La pluralidad de este evento nos ha permitido ejercer una nueva perspectiva hacia lo que la calle expresa y comparte. Así lo comentó Subo, sobre esta edición del MoS, quien desde Colombia nos visitó, “todo muy bueno, mucho nivel, digamos que de donde yo vengo hay cosas que no se ven, en Colombia, que acá sí he visto, en cuanto a personajes, en cuanto a técnica, a concepto, en muchas cosas, creo que existe un nivel muy alto. La gente acá muy buena onda, lo que uno necesite siempre están para ayudarte, sí, muy bien, muy buen onda la gente la verdad”.

Subo en proceso. Foto: Miguel Asa

Aquel fin de semana me impresioné de conocer nuevos amigos, coincidir en la calle a través del trazo y el color, y sobre todo, seguir en la idea de que el arte debe ser compartido, más allá de un nombre, de unas letras o de una imagen cualquiera, sino al abordar a la comunidad, volvernos parte de ella para buscar nuevos horizontes en la transformación de la humanidad. La calle es un poema y nosotros lo vivimos a él, que los estilos nos unan, siempre en la diversidad de vivir.

Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email