Mariana López: ilustradora que nace en el perfume
Entre Tampico y Guadalajara surge un trazo grueso y directo
Autorretrato. Ilustración: Mariana López

Y las contrarias lumbres de las manos,
y el grito alegre, y las divinas
tunas afluentes de la primavera.
Rubén Bonifaz Nuño

Una línea se origina. Se hace un momento. Se determina. Muchas ocasiones hemos de querer el trazo completo de la línea, el balance, el equilibrio, y otras tantas nos vamos sin importar el trazo. Parte de esta experiencia se vive en el mundo de la ilustración, y para ello, buscamos en nuestros contextos determinar el alimento de nuestra imágenes. Así, Mariana López, ilustradora que promueve el contraste y el color saturado, creó experiencias únicas en sus imágenes.

Guadalajara. Ilustración: Mariana López

Nos entrega la sensibilidad de la infancia y llega a recrear escenas un tanto sofisticadas y divertidas si hablamos de una forma de percibir los horizontes. Nos hemos quedado fugaces entre la perspectiva de la solemnidad que el divertimento persigue desde el corazón y Mariana encuentra en la línea gruesa, un despertar, un resurgimiento alegre, todo, en cada una de sus formas, de sus personajes. Abrir la puerta para que la línea, que al parecer está en desorden, se inmuta en el ocaso, es una de las cosas que pareciera que Mariana hace al trazar. Abre, cierra y avanza, se mueve, constantemente. Pasa por aquí, comparte una línea por allá, surge, se vive, se aparta, se lanza, se abraza y persigue la manera de estar en la retícula.

Tabachín / Lluvia de oro. Ilustración: Mariana López

En ocasiones un peinado, el mar, otras las sombras, las letras, las líneas, las texturas, pero es una sorpresa cómo se construyen sus piezas. Hablamos de su estilo. Rompe la simpatía, explora y avanza. Los colores se convierten en un diálogo correcto, pues en cada trazo de una ilustración, existe el error como una posibilidad de lo que vemos. No sé si sea posible el universo de las formas en cada uno de sus trazos pero configura una perspectiva muy peculiar. Sirve una imagen para demostrar el corazón, el silencio o las sirenas. 

Contrastes. Ilustración: Mariana López

Quiere nadar, ser fuego un espasmo y se despabila desde una espacialidad única. Se mantiene en el horizonte sin ningún problema. Se abraza y es un cúmulo de emociones que nos abraza desde su contextos cotidianos, así como su natal Tampico, Tamaulipas, como su sentir por su habitable Guadalajara, Jalisco. Entre una fruta, una cantante, un platillo, una imaginación, todo concepto lo puede y lo ha encontrado como una oportunidad para descubrirse. 

Contrastes. Ilustración: Mariana López

Mariana está en un momento de desvelo por la línea y el colo. Es necesario pensar en lo que puede hacer con sus trazos en algunas temporadas. Quizás podría determinar que ha comenzado a navegar entre su puerto y su ciudad, y aquí o allá, esperemos que se descubra en la aliciente y recalcitrante potencia de la ilustración. Hoy hay que jugar a ilustrar el todo, mañana podríamos ser sirenas de una lotería. 

Exploración. Ilustración: Mariana López

¿Cómo es que se componen las lluvias de la nostalgia?
La nostalgia es como la lluvia, recordar es volver a vivir, es agradecer, es aprender, es nutrir el suelo por el que ya caminamos. Cuando la nostalgia se apodera de todo nuestro entorno y la lluvia se convierte en torrencial se vuelve difícil ver hacia dónde se va e incluso, nos puede ahogar aunque la lluvia sólo la pueda ver uno mismo.

¿Hacia dónde se dirige la pluma de la luna?
Yo creo que la luna escribe secretos de dos, pensamientos llenos de energía a media noche y una que otra caricia esperanzadora.

Bosques marinos. Ilustración: Mariana López

¿Qué se alcanza a percibir en el brillo de una tuna?
Curiosa la tuna, quién diría que brilla con su exterior opaco con textura suave y pequeñas protuberancias rugosas. Al abrirse nos cuenta una historia de su simple existencia, qué nos va a decir más que lo que uno logre ver en el reflejo de su brillo.

¿De qué manera el silencio provoca color?
El silencio puede colorear de muchas maneras. Puede llenar una habitación de rojo al reemplazar palabras que en silencio gritan. Así como pueden llenar un cuarto de color atardecer donde se comparten existencias sin necesidad de demostrar nada más que la simple razón de la cotidianidad.

Axolotl. Ilustración: Mariana López

¿En qué sonido buscas un elefante?
Un cuarto en silencio, interrumpido por temas del clima, grita la presencia de un elefante del que pocos se atreverían a mirar.

¿Cómo llora un bit en la hoja?
Se deja correr cual lágrima

Crecimiento. Ilustración: Mariana López

¿Por qué la línea tiene nobleza de gusano?
La línea de lejos pareciera que no se ve afectada por nada. Mientras que la mano que la escribe, la superficie que la sostiene y fluidez de la tinta que la consiste cuentan historias diversas que viendo de cerca se mueve en ondas cual gusano.

¿Cómo se distrae una libélula en una ilustración?
Siempre he considerado a las libélulas observadoras pacientes, me imagino que se distraerá al curiosear por aquella falta de grafito consecuencia de un borrador buscando un trazo más certero.

Sol. Ilustración: Mariana López

¿Qué es lo que más sacude a un pétalo?
La caricia en la mejilla de alguien que llora por un amor no correspondido.

¿Cómo se descompone un pixel nostálgico?
Apagando su brillo.