Dulce Nada: cuando la muerte cuenta

Dulce Nada: cuando la muerte cuenta
Un concurso breve en el que nos estrenamos en la narrativa

La luz de tus pupilas ya no existe,
tu máquina vital descansa inerte
y a cumplir con su objeto se resiste. 
Manuel Acuña

Se han contado muchas historias con la muerte como protagonista, esa entidad omnipotente que suele presentarse como una criatura lúgubre, siniestra y gélida, por eso, en Ululayu, decidimos honrar a nuestros muertitos con textos alegres, divertidos, que buscaran retratar a la muerte desde otro punto de vista.

Dulce Nada fue nuestro primer Concurso de cuento breve que como Ululayu realizamos dentro de la narrativa  y que tuvo como tema el Día de Muertos, celebrado en México cada 2 de noviembre, y fue un placer para nosotros leer las historias que nos enviaron. Cada escritor supo abordar la muerte a su manera y mostrarnos su propia perspectiva sobre la misma. Los cuentos ganadores son Pachanga eterna, por María Elena Pérez Alonso desde la Ciudad de México y, El peso de la muerte, escrito por Hiram Osiris Gónzalez Carmona, desde la perla tapatía. Fue, como ya lo mencionamos antes, un gusto inmenso encontrarnos con estos textos tan bien construidos, con personajes entrañables y ambientes tanto funestos como joviales, resultó ser una mezcla muy interesante.

En Pachanga eterna nos encontramos con un festín muy a la mexicana, el reencuentro de un nieto con sus abuelos y el paraíso en el que algunos creen y otros no. Las descripciones tan coloridas de María Elena, incitan al lector a querer seguir leyendo y empaparse de esa historia que va entretejiendo entre diálogos cariñosos e imágenes vivaces. Por otro lado, el cuento El peso de la muerte, devela una visión un poco más sombría, donde la muerte ronda a los alrededores, pero no termina de llegar al protagonista, sino que este debe lidiar con un recuerdo pesaroso y una carga que no soporta más sobre sus hombros. El ambiente henchido de velas con llamas bailarinas, la familia que se reúne para celebrar este día, y la visita al cementerio harán que el lector se sumerja en una historia distinta, con la cohesión entre lo funesto y lo maravilloso de la muerte.

Los invitamos a leer estos maravillosos cuentos que publicaremos en los próximos días. Seguro les encantarán tanto como a nosotros. Gracias a todos los participantes. En breve nos pondremos en contacto con los ganadores para hacerles llegar sus premios. Que la muerte nos viva en toda narración.