Flores y colibrí. Foto: Miguel Asa
Xardín: el aroma de las flores desde las infancias
Un proyecto Matriolax para las primeras imaginaciones de Tonalá

He descubierto que las mariposas versan.
Les he hilvanado una capa de colores
que ha permutado en miradas huracán
en seres libres y tenaces,
que mueven al viento y danzan.

Imaginar. El verbo es imaginar. Y las flores siguen y se conmueven y las paredes redoblan sus alegrías y vivimos la sonrisa una y otra vez. Pintar con los cuestionamientos de las infancias de preescolar es una de las situaciones más hermosas que he vivido. Xardín es un proyecto que surge como la expansión del producto cultural Inmuro, aquel con el que me he dedicado a hacer proyectos de murales colectivos en diferentes espacios y con varias comunidades. Esta versión de Matriolax se expande, se encuentra, se oculta, se descubre, y es que, al separar un proyecto general he podido componer de manera particular en este 2024.

Colorear con brocha. Foto: Miguel Asa

Después de haber vivido una experiencia enorme al realizar Cuerpo es sueño en el plantel Río Nilo del Centro Universitario UTEG, en la primavera de 2023, y con la visita de estudiantes de bachillerato de la Universidad Autónoma del Noreste (UANE), mi equipo y yo generamos unas piezas finales como momento de entrega, de intercambio y de cooperación. Ahí, 16 flores surgieron como reflejo de la inspiración ante los árboles que se postran a la salida de dicho recinto. Esa fue la prueba de Xardín.

Libertad azul. Foto: Miguel Asa
Colaborar y sonreir. Foto: Miguel Asa

En junio de 2023, en el marco de una actividad académica que sucedió en ese plantel desde la gestión de la dirección de Educación del Gobierno de Tonalá, a cargo de Raúl Hurtado, quien fuera mi profesor de biología en secundaria, sucedió el acercamiento con directoras y docentes de diversos preescolares del municipio. Esta propuesta de inmediato obtuvo interés. Desde ahí, algunas participantes contemplaron la idea y la posibilidad de interacción y poco a poco se formó un grupo. Después de seis meses de un ejercicio de charlas y gestiones desde Proyecto Ululayu consolidé una dinámica que fuese benéfica para toda la comunidad, y sobre todo, para las infancias. Xardín nació como una exploración de aprendizajes que tenemos como humanos y que nos encontramos en nuestros primeros pasos y nos sorprenden desde su evolución y florecimiento.

Flores 1. Foto: Miguel Asa
Flores 2. Foto: Miguel Asa
Flores 3. Foto: Miguel Asa

Desde ahí, generé una posibilidad para invertir como artista y aportar a mi comunidad desde mi mano de obra y algunos recursos extra. Los preescolares se han dado a al tarea de ayudar con la realización y de cooperar de manera simbólica por igual. Xardín son flores, son aves, son insectos, son discursos infantiles y a la vez naturales, y claramente, es una iniciativa ciudadana. Son algunos padres de familia y algunas maestras y directoras jugando a florecer. Y entonces muchos espacios de un preescolar se dotan de color y se reconfigura, cambia el discurso, el espacio, la imaginación, y las infancias se sorprenden, sugieren y sonríen. Un saludo de aquí y una pregunta por allá. Unos con ganas de tomar las brochas y batir la pintura por dónde sea y otras más pensando en la forma en que uno mueve el cuerpo para pintar. La alegría no falta. Pintar en un preescolar es una alegría de la felicidad. Deberíamos sorprendernos todo el tiempo de lo que sentimos y miramos a diario.

Servicio social y color. Foto: Miguel Asa

Y esa ha sido la dinámica, en la que familiares y docentes con mi compañía hemos logrado pintar 6 jardines de niños hasta el momento como un ejercicio ciudadano en la que la colaboración, la empatía y la fortaleza se unieron para revestir de color diversos espacios de las infancias con el objetivo de impulsar reflexiones colectivas de algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, los cuales son Salud y bienestar, Educación de calidad, Igualdad de género, Reducción de las desigualdades, Acción por el clima, Vida de ecosistemas terrestres y Paz, justicia e instituciones sólidas.

Entrada. Foto: Miguel Asa
Equipo. Foto: Miguel Asa

Xardín es una propuesta artística de mural que he comenzado a impulsar en Tonalá, sin embargo, esta idea pretendo llevarla a más espacios de infantes por Jalisco. Entre una brocha y otra, algunos litros de color por aquí y por allá, cada espacio toma una forma, se adaptan las Matriolax a los contextos diferentes y de un momento a otro, todo se convierte en enorme jardín de color.

Composición conjunta y giro. Foto: Miguel Asa
Composición separada y giro. Foto: Miguel Asa

Este proyecto surgió como una entrega social al municipio que me vio crecer, y con ello, pretendo inspirar a familias, maestras y directoras para generar una apertura y un acercamiento más amigable al arte como una materia que nos permite dialogar, fortalecer y tejer comunidades más sanas, libres e informadas. El arte como medio de reflexión social es una aportación sincera de la humanidad, el ejercicio de la imaginación en el coincidir creativo.

Espacios. Foto Miguel Asa
Crear comunidad. Foto Miguel Asa

Gracias a todas las vinculaciones posibles, a cada directoras que gestiono la posibilidad para comenzar con este proyecto y darle cuerda desde sus posibilidades. Gracias a las maestras por sus esfuerzos colectivos. Gracias a cada padre de familia que ha participado pues su esfuerzo representa la voluntad de aportar a las infancias. Comenzamos con seis preescolares y vamos por más.