Soy Miguel Asa, (así, sin apellidos), como me nombró Dolores Garnica hace más de diez años y que ha funcionado como mi seudónimo hasta hoy día. Soy un merolíco multifacético originario de Guadalajara, Jalisco, México. Dicharachero soñador y amante de las bicicletas desde escuincle por culpa de mi Viejo. Gusto de la naturaleza gracias al tacto de las manos de mi Prieta, que sobadura tras sobadura, me ha dado vida una y otra vez. La literatura y la artes llegaron a mí con el desmán de la pubertad y el ánimo del Beto. Una de mis pasiones es viajar en carretera, muchas de las veces en trailer, algo que aprendí de dos de mis hermanos.
Estudié Letras Hispánicas en la Universidad de Guadalajara, y de manera autodidacta, me involucré con la fotografía y el diseño. Me desempeño en la gestión y la difusión cultural desde las épocas de estudiante. Recreo con mi cuerpo la manifestación de mis ideas. Me gusta el pulque y adoro las enchiladas potosinas. Visto faldas desde la preparatoria. He participado en varios proyectos artísticos. Disfruto de los colores pero me deleito en el blanco y negro. Nada mejor que un ceviche del Pacífico mexicano. Actualmente viajo en bicicleta con Proyecto Ululayu para compartir parte de lo que aprendí años atrás, y por igual, aprender de otras culturas. Creo en la libertad y en la colaboración social. Cambié mi forma de vivir para disfrutar sin límites de todo aquello que encuentro durante el pedaleo. La poesía es el alimento de la magia cotidiana.

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta travesía la realizo con Emma, mi bicicleta, nombrada así en homenaje al personaje principal de “Madame Bovary” de Gustave Flaubert, que marca rebeldía recreada con libertad en un ensueño de vida. Así el discurso de esta máquina en las aventuras de los caminos, los versos al aire, los trailers en las carreteras, las personas en las comunidades. Emma es resistencia, la parte física que corresponde a la realidad de este esfuerzo, el texto no terminado.
Emma es un bicicleta de montaña, Orbea MX 30, rodado 29, adaptada para viajes largos, y que gracias al apoyo y a la disposición de Zero Bike, ha rodado entre un huracán, terracerias en bosques, estepas y desiertos, diversas carreteras, en varias escuelas, con varios libros a cuestas, con miles de calcomanías y millones de versos. Bicicletas Vazher aportó accesorios, herramientas y vestimenta para nuestro viaje. Las noches de Emma se iluminan de color gracias a sus luces MonkeyLectric que Boneshaker México le brindo. Además, Emma es la responsable de cargar el equipo de campamento que DeporteHábitat compartió con nosotros. Sin embargo, han sido muchas las personas que han compartido y apoyado de diferentes maneras a lo largo del camino. Emma y yo agradecemos cada una sus colaboraciones.

Colaboradores

Quienes me apoyan a la distancia.
  • Sayuri Sánchez

    Sayuri Sánchez

    Vía Literaria

    Editora y coordinadora de Vía Literaria. Poeta y tallerista. Egresada de Letras Hispánicas por la Universidad de Guadalajara. Colaboró en algunos proyectos posmodernos como la revista Hímen. Trabaja en el Museo de las Artes de su universidad, en el área de Servicios educativos. Usa sombrero en honor a Pessoa.