Previous
Next
La cantante Sofía Stainer y nuestro lema.

Proyecto Ululayu es imaginación. Por favor, lea poesía. es nuestra voz. Matriolax es nuestra vibra. Tejemos comunidad todos los días. Creamos proyectos, compartimos. Nos vinculamos, fomentamos y trabajamos. Creemos en la magia. Vivimos desde la imaginación. Tenemos las letras, las artes y la bicicleta como incentivo de nuestro proyecto. Somos creatividad y difundimos por igual. Entregamos a la comunidad la sensibilidad, la cohesión y la solidaridad. Buscamos participar con humanos de todas las edades.

Soy Miguel Asa, artista multidisciplinario, un humano interesado en aportar a nuestras experiencias de vida a través de la literatura y las artes, como prioridad, esto, sin descuidar nuestro hábitat: la Tierra, por ende, la bicicleta. Consecuente he creado diferentes productos creativos de la mano de muchas personas que han impactado en las comunidades diversas. Me he tomado la libertad de provocar un movimiento, gestar varios proyectos y colaborar, enseñar e inspirar a un gran número de personas.

Sandro Cohen en Guadalajara.
Taller en Autlán, Jalisco.

Una calcomanía con un lema como arma y otros soportes para llegar a los rincones posibles en el camino: pintura en aerosol en las calles, poemas en fotocopias recicladas, un enorme letrero en la vía pública, gestión cultural y comunitaria, proyectos editoriales, lecturas-conversatorios, talleres de poesía, periodismo cultural, producciones radiales, activismo ambiental, colaboraciones múltiples, murales escolares y comunitarios, carteles con poemas atómicos en el tren ligero y con arte en la bicicleta pública de una ciudad, performances, viajes en bicicleta, entre otros más.

Hemos conformado pequeños, medianos y grandes proyectos creativos con diversas instancias públicas y privadas que me han permitido colaborar con una gran plantilla de estudiantes, escritores, artistas, ilustradores, periodistas, comunicadores, activistas, académicos, gestores, productores, músicos, diseñadores, profesores, en sí, con la comunidad en general. Nuestro trabajo es la autogestión y la producción creativa hacia diferentes vertientes, siempre con el objetivo de compartir para imaginar. Incentivamos  participación ciudadana, el tejido social y la cultura de paz.

Taller en Chapala, Jalisco
Somos poesía Mayto

Las acciones que ejecutamos son para todo tipo de público. Tenemos toda la gana de llegar a todos los posibles, pues creemos que el diálogo de la creatividad con el desarrollo social es uno de los motores que nos permiten coexistir en un ambiente de empatía, equilibrio y unidad. Desarrollamos proyectos, gestionamos acciones y procesos y diseñamos dinámicas de ejecución integradora. Pensamos desde uno y en todos los posibles. Creemos en la colectividad para fomentar la literatura, sensibilizar hacia las artes y concientizar sobre el uso de la bicicleta.

Si en algún momento deseas organizar, participar, gestionar o crear, nosotros estamos para apoyarte. Estamos abiertos y creemos en las propuestas sobresalientes e innovadoras que permitan un reconocimiento social entre las personas. Somos creativos. Pensamos e imaginamos. Compartimos y pedaleamos. Únete a nuestra comunidad y persiste. La poesía anda con nosotros, en bicicleta.

En la VIlla Polinesia, Jalisco.

Ululayu me susurró que cuidara mis pasos, que extendiera mis palabras y con ellas volara en la infinidad del océano. Que aprendiera a planear, con las alas extendidas para atrapar cada sentir en prosas; que amara todo libro y cada personaje, ser sus mundos y sentir el caminar descalza en sus pastos verdes. Sin embargo, nunca me comentó que eufóricamente viviría para extender mis palabras a nuevos horizontes, que cultivar mi alma estaría en las oraciones que creo por medio de sueños. Paladeo y mastico lo más hermoso de la vida: la poesía, y lo que amo, escrita en ella.

Albertina Reyes

Nos quedamos dormidos, en un portal de La Habana y nos robaron todo lo que traíamos. Entre los bienes robados, un montón de poemas escritos por niños mexicanos, niños de un lugar recóndito de México, a donde llega Ululayu para sembrar esperanza, es decir: poesía. Esa es la raíz de Ululayu, el ladrón esa noche también partió cargado de poemas, palabras de amor y esperanza. Dar, y seguir dando, a todos, no lo que sobra, dar lo que más hace falta.

Jorge García Prieto

Conocí el ulular del viento desde el aliento tibio de la boca de un poeta cuando improvisaba entre rostros enganchados como papalotes en las manos de la poesía. Desde entonces remonté en ese viaje, llamado Ululayu, nombre que lleva los colores del mundo, nombre que sopla flores, animales, océanos, huracán que desde el primer momento me arrastró hacia las palabras mariposa que no dejan de brotar mientras respiro. Ululayu me invitó a habitar siempre y para siempre con él y dentro del exacto corazón del vértigo. 

Rossana Camarena